4/17/2011

Definir a los géneros fantásticos no debería ser para tanto

Pensaba hacer de esta entrada otra disertación (más) sobre la definición del género de ciencia ficción. Es uno de los géneros que más dificultad ha encontrado para eso: para ser definido, clasificado. ENCASILLADO de forma concluyente. Y, pensándolo bien, ¿Qué género está realmente bien definido?

La evolución, mutación y mezcla de conceptos son una constante en cualquier arte. Esto permite encontrar nuevas formas de narrar las historias de siempre con un nuevo sabor. De hecho, cuando uno medita sobre todo el material que ha consumido de diferentes estilos, se da cuenta de que no hay nada exclusivamente de un género. El mestizaje es la norma.

Esto ha sido, creo que siempre, así: un artista inventa una técnica o estilo nuevo y, si consigue difundirse lo suficiente, otros la copiarán o adaptarán a su manera. La harán evolucionar en algo insospechado antes. Por ello, tengo que reconocer que mi particular preocupación por que lo que sea ciencia ficción sea clasificado como tal, es ya caduca y un tanto absurda. Lo digo por una discusión que mantuve con un escritor (de los de verdad de la buena) en los comentarios de esta entrada. Aunque tampoco no es algo que me haya obsesionado.

¿A donde quiero llegar con toda esta palabrería? A que no hay que hablar de géneros, sino de elementos. Un autor se sienta a crear su obra, y pensará en las piezas que le harán falta para componerla. Así podemos ver, en algunas reseñas, como se hace mención a que una obra usa ELEMENTOS de tal o cual estilo. Aún más, las editoriales, o se especializan en algunos géneros, o no indican de que estilo son sus novelas. Engloban sus libros en colecciones y usan clasificaciones muy generales (novela, ficción, narrativa). Y hacen muy bien.

¿Entonces, ya no podemos hablar de obras de género? Yo no so quien para afirmar eso, pero tengo la sospecha de que sí. Y desde hace años. Les pondré un ejemplo, me voy a la página de IMDB (Internet Movie DataBase) y veo los datos de la película Outland (Atmósfera Cero en España). En su primer bloque descriptivo aparecen las palabras Crime, Action y Thriller. ¡Se desarrolla en el futuro, en una colonia minera! No aparece ciencia ficción entre ellas, y eso que es un elemento relevante en este film. En este caso pueden habérsela olvidado, pero da igual, no es el elemento fundamental, es sólo otra seña de identidad de la película.

Por ello, cuando me encuentro artículos de respetable extensión como éste, en el cual empiezan a desglosar por temas, dan ejemplos de obras, explican con cierto detalle sus razonamientos... Todo, para terminar dando una definición bastante farragosa y (para mi gusto) demasiado sesuda de lo que es ciencia ficción. Y pienso entonces, ¡Un momento! ¿No será que, como he indicado antes, hay toques o características propias de unos géneros, en obras cuyo corazón narrativo es de otro estilo? Entenderán esto mucho mejor con un ejemplo muy concreto: Star Wars es fantasía heroica con elementos de ciencia ficción. El mismo George Lucas lo ha dicho muchas veces. Simplemente cambiaron caballos por naves, y modernizaron las armas que empuñan. Que tenga elementos de ciencia ficción no la convierten en una obra del género. Y este problema se extiende a muchas otras obras en muchos otros géneros (piensen en estas novelas de romance con toques sobrenaturales que se prodigan mucho últimamente).

Al final ¿Toda esta parrafada donde nos deja? ¿Nos molestamos o no en clasificar las obras? Personalmente, la única clasificación que hago es alfabética y por sagas, tanto para películas, juegos, cómics o libros. Acabo antes. Eso sí, en este blog mantengo una clasificación para los artículos, que sé que ayuda mucho para buscar luego entre ellos.

Está bien saber cuando una obra es de cierto estilo u otro, pero voto por no preocuparse mucho por ello. Creo que no existe nada que se pueda declarar 100% de un género concreto, es muy difícil evitar meter elementos de cualquier otro para dar color a lo que se crea.

Sin embargo, yo no quiero ser menos y ofrezco aquí mi definición para unos pocos géneros fantásticos. Por cierto ¿Se han percatado de la galería de imágenes más maja que he intercalado entre el texto? Excepto el cartel de Outland, todo son ilustraciones de un artista que se hace llamar Sparth. Muy buen material.

Mis definiciones muy personales de:
  • Ciencia ficción: Cualquier obra cuya espina dorsal dependa de un evento de carácter científico. Llamo eventos a descubrimientos, o el uso de técnicas o tecnologías y sus consecuencias. Es decir, si no hay evento, la obra no tiene sentido. Ejemplos "perfectos": 2001 Una odisea en el espacio (sin monolito no hay historia), Solaris (sin la problemática del ser planetario, el libro no tendría ni nombre).
  • Fantasía heroica/épica: Obras cuyo corazón está en las aventuras de unos personajes que deben afrontar tareas de gran responsabilidad con grave riesgo para sus vidas, y las de la gente que dependa de las consecuencias de sus acciones. No necesariamente tiene que hacer acto de presencia la magia, pero es un elemento casi fundamental para poder dar el toque fantástico. No hay explicación "realista" de los elementos mágicos o tecnológicos utilizados, simplemente hacen uso de ellos.
  • Horror/Terror: Creaciones cuyo objetivo es dar miedo a diferentes escalas. No hay, necesariamente, explicación a los hechos terribles que se narran en esas obras. Simplemente ocurren, son inevitables para sus personajes protagonistas. Inevitablemente... mortales muchas veces.
Que las disfruten, sin acritud.

4 comentarios:

  1. Sparth, habrá que mirar como va este hombre, porque sus ilustraciones son la leche, muy buenas y artísticas. Me han gustado vaya. A lo que me hablas de clasificar los textos, obras y demás como fantásticas, ciencia ficción, o vete tú a saber, pues no creo que sea un problema (esto es mi opinión) una obra ya sea de un genero u otro es buena o no dependiendo de cómo esté escrita y lo que transmita, y como ahora se mezclan tanto las churras con las meninas, pues eso, que qué más da.
    A mi las fusiones, mestizajes e injertos me gustan, una novela de ciencia ficción con toques románticos, una erótica con zombies o un cuento infantil con ráfagas de fantasía pues me parecen grandes ideas, siempre que sean buenas historias. Nada, que me lío, que me ha gustado tu post, muy interesante y con unos gráficos geniales, nos vemos, besos

    ResponderEliminar
  2. ¿Erótica con zombis? ¿Casi-muertos con ropa de cuero ajustada y dándose azotes en plan sadomacho? No termino de ver yo la combinación esa... Eso sí, sería épico.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, hay cariño, ¿no lo ves? yo te ayudo, jaja Mirate un rato esto que seguro te gusta

    http://infectadosblog.blogspot.com/2010/07/semana-del-relato-zombie-hoy-cks-y.html
    (Mujer blanca descubre zombie machote)

    Un concurso en el que participé, es el relato de una de las concursantes, jeje (el mio era más convencional)
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Eso es un relato que se clasificaría en inglés como NSFW (Not Safe For Work). Y, aunque no llevaran cuero ni se dieran azotes, lo he encontrado bastante original.

    ResponderEliminar