9/18/2015

El rastro de la deuda

Un ladrón llega a cierta ciudad en busca de un tipo que le ha traicionado. Es una deuda hecha de oro, sangre y muchas explicaciones, aunque no será exactamente eso lo que obtenga el protagonista al final de esta narración contada en veinticuatro microrrelatos.
Publicados de forma no del todo regular durante los meses de julio, agosto y septiembre del año 2015, cuentan una pequeña historia donde tiene cabida el crimen, la ambición y la magia. Y dado que me ha resultado bastante interesante escribir esta serie, posiblemente me base en ella para, en un futuro no muy lejano espero, hacer una historia más larga.
La ilustración que acompaña a esta entrada es del estudio Feng Zhu Design, y la elegí porque evoca un poco la ciudad en la que se sitúa la acción de esta suma de microrrelatos.

EL RASTRO DE LA DEUDA


"En la ciudad nacarada un hombre rastrea al bastardo que lo traicionó. Había mucho oro y demasiada sangre en el asunto como para olvidarlo."

"Aferra discreto la empuñadura oculta, ha visto al tipo en un rincón del tugurio. Mantiene fría su ira: primero las respuestas, después..."

"Halla al traidor inerte, pero no le perturba. Eso sólo significa que la deuda ahora carga otros hombros, y él está decidido a cobrarla."

"Registra sutil al fiambre. Ni sangre ni magia, han usado un veneno que pocos en la ciudad saben hacer. Sonrie, se los conoce a todos."

"Sonsaca al alquimista a quien vendió el brebaje, cierto noble con una ambición letal. Justo la clase de cabrón que le encanta desplumar."

"Entra furtivo en la mansión. Con artes no del todo terrenales, él se torna en sombra y mudo sigilo que bate a la fama hermética del lugar."

"No son guardias sino arcanos lo que el ladrón debe eludir cauto. Es magia que un grito de mujer tiñe oscura. ¡El noble es un nigromante!"

"Cantos monótonos siguen a los chillidos y él a ambos. Cada paso le acerca al conjuro, al peligro. Pero él es pantera que el miedo no caza."

"En la cámara los cantos se elevan, ¡la doncella rasga su voz! Una luz los baña de repente. El invocado viene. ¡Acepta el sacrificio!"

"Tras un fogonazo, silencio. El espíritu se ha fundido en la mujer y el brujo se sonrie. El ladrón oculto también: la chica será su botín."

"Encierran a la mujer en una estancia próxima y el noble se retira, cansado. No puede sentir a la sombra que acecha con temple de cazador."

"Ante la puerta han dejado un gran cilindro negro: un robot guardian. Pero el ladrón sabe que un brujo nunca es tan obvio con sus trampas."

"Hechiza sus ojos y ve lo invisible: runas errantes rodean la puerta y al guarda sin alma. Un desafío a la altura de sus habilidades. Casi."

"Contra el centinela, espejismo. Sobre los arcanos, hielo. Pero ante la puerta se extraña, ¡la blinda una maldición! Mala magia que rozar."

"El maleficio es fuerte, taimado. Difícil de anular. El ladrón sonrie, recuerda el conjuro adecuado. Después llamas negras toman sus manos."

"La doncella despierta y ve la puerta desintegrarse. Un hombre está fuera, con fuego oscuro en sus manos y una fijación en sus ojos. Ella."

"—Hace una noche preciosa fuera de esta prisión, señorita —dice el ladrón—. ¿Me acompaña?
Los ojos de la joven se iluminan con esperanza."

"Retroceder por la mansión no es una opción, no con ella. Muchas trampas, demasiado peligro. Pero aquel muro, con el explosivo adecuado..."

"La furiosa lengua de fuego perfora la via de escape, ¡pero deben correr! Guardias y magia negra espabilan, y no gustan de perder su presa."

"Bajo ellos hay demasiados metros. Vacíos, letales. Pero la alternativa a esa ascensión temeraria no es mejor. De hecho, es peor que morir."

"El tejado es una vía muerta desamparada bajo la noche. El miedo y la prisa acechan a los huidos. Es hora para el ladrón de emplear su as."

"Las alas brotan de la espalda del hombre. Oscuras y holográficas, son puro genio alquímico cuya visión revive la esperanza de la doncella."

"Con la chica en sus brazos, sus alas remontan la noche. Tras ellos, el noble muta en un volcán de ira. Sin embargo su fuego no sabe volar."

"Ya a salvo, el ladrón piensa en su recompensa: una chica, guapa pero poseida, un nuevo enemigo y nada de oro. Una gran noche, de veras."

Publicados entre el 18 de julio y el 17 de septiembre de 2015.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada