8/31/2016

En la primera cita


Ya está ocurriendo hoy día, personas que eligen parejas de silicona como compañeros de vida. Ahora sólo son meros maniquíes extremadamente caros, esclavos de las fantasías de sus dueños. Pero el futuro de la robótica promete ir mucho más lejos, quizá a la creación de una especie paralela a la nuestra que nos hará replantear el significado de muchas nociones de nuestra existencia. Por ejemplo el romance. Espero que no les parezca un relato demasiado edulcorado...